Servicios de Salud del Estado de Querétaro Secretaría de Salud
 
FSalud Reproductiva
Noticias

Noticias

 

Lavar y desinfectar tinacos y cisternas ayuda a evitar muchas enfermedades Autor :

Querétaro, Qro., 11 de febrero 2019


BOLETÍN 033/19

 

Lavar y desinfectar tinacos y cisternas ayuda a evitar muchas enfermedades

 

·         Secretaría de Salud informa cómo lavar y desinfectar tinacos y cisternas.

 

·         Estos depósitos deben lavarse, al menos, cada seis meses.

 

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro emite recomendaciones para limpiar y desinfectar tinacos y cisternas de forma correcta, práctica que evita diferentes enfermedades.

 

Para lavar y desinfectar tinacos es necesario que este se encuentre con 20 centímetros de agua; se debe añadir medio litro de cloro y tallar con un cepillo durante 10 minutos todo el interior. Después, desalojar el agua del tinaco abriendo las llaves de baños y cocina y dejarla correr por el desagüe. Enseguida, retirar los sedimentos y agua restantes y tapar o cerrar la tubería de distribución.

 

Para enjuagar, llenar el tinaco con 15 centímetros de agua, tallar nuevamente durante 10 minutos para desprender el cloro. Desalojar el agua abriendo todas las llaves. Repetir el enjuague una vez más y abrir las llaves para desalojar el agua restante.

 

Una vez que se encuentre limpio el depósito, colocar el flotador y ponerlo a funcionar. Es importante cerciorase de que el tinaco quede bien tapado.

 

Para lavar y desinfectar cisternas se deben seguir los siguientes pasos:

  • Extraer con la bomba el agua de la cisterna hasta dejar de 10 a 15 centímetros de agua.
  • Desconectar el switch antes de entrar a la cisterna.
  • Agregar un litro de cloro y tallar con una escoba paredes, esquinas y piso, con fuerza.
  • Retirar el agua.
  • Recoger con la escoba el material desprendido.

 

Para enjuagar, llenar nuevamente con 10 centímetros de agua y tallar con la escoba toda la cisterna durante 10 minutos y retirar el agua. Repetir el enjuague una vez más, retirar el agua y secar con jerga. Cerciorarse de tapar bien la cisterna.

 

Es importante taparse nariz y boca con un trapo húmedo, al lavar y desinfectar tinacos y cisternas, debido al uso del cloro.

 

Estos depósitos deben lavarse, al menos, cada seis meses, ya que con esta práctica se pueden evitar enfermedades como: diarreas, hepatitis, cólera, enfermedades gastrointestinales, tifoidea, amibiasis.

 

 

Servicios de Salud del Estado de Querétaro.,

top